Como sabemos, el cuidado continuo de nuestro jardín es indispensable para fomentar el crecimiento saludable de nuestras plantas y árboles. Abril es el mes ideal para iniciar con una rutina de cuidados en preparación para el verano, así que en esta edición te traemos 6 tareas para que en esta temporada cuides tu jardín de la mejor manera.

  1. Limpia tu jardín

El primer paso es limpiar tu jardín de cualquier escombro, como ramas y hojarasca, que hayan dejado atrás el otoño e invierno. Aprovecha también para retirar cualquier tipo de pasto que esté seco y malas hierbas. Esta tarea es fundamental para que empieces a preparar el terreno para la siembra.

Otro paso esencial es revisar las plantas tanto del interior como del exterior. En el caso de las plantas de interior, es bueno revisarlas porque pudieron haberse estropeado a causa de los calentones y calefacciones que usamos en la época invernal. Estos aparatos resecan las hojas e, incluso, pueden dañar las plantas de manera fatal. Por otra parte, también debemos revisar las plantas del exterior porque las bajas temperaturas las pudieron haber dañado. En caso de notar daño en las plantas, una pequeña poda en las puntas de las hojas es necesaria para revitalizarlas.

Después de limpiar el jardín de cualquier resto orgánico, es importante que nutras la tierra con composta o abono en preparación para la siembra. Hacer esto le dará los nutrientes y minerales esenciales a la tierra para que nuestras plantas y árboles crezcan sanos. Si no cuentas con composta o abono, puedes usar un fertilizante de lenta liberación que alimenta a la tierra durante un periodo prolongado. Procura no usar fertilizantes sintéticos que contienen químicos que contaminan el agua y matan a los microorganismos necesarios para el subsuelo.

4. Retomar la siega del césped

Ya que el césped ha pasado el invierno en la intemperie, y si al inicio de la estación le hicimos los deberes adecuados, únicamente necesitará un ligero mantenimiento para que todo siga en orden. Para esta primera siega de primavera, lo ideal es elegir un momento del día en el que no quede ningún rastro del rocío de la noche. De esta manera, podremos realizar un corte alto sin estropear las cuchillas. Dado que la temperatura de abril es todavía inestable, podemos dejar la hierba cortada sobre el césped a modo de acolchado.

El riego constante debe volver al jardín y a nuestras plantas de manera paulatina. Por eso, abril es un mes ideal para revisar si nuestro sistema de riesgo está funcionando correctamente. Es importante recordar que, en muchas ocasiones, las mangueras de los sistemas de riego pueden agrietarse con las bajas temperaturas.

Abril es el mes ideal para volver a plantar, las lluvias y el polen favorece enormemente el nacimiento de las nuevas plantas. Algunas flores que puedes sembrar son petunias, zinnias, claveles y pensamientos. Recuerda que también puedes sembrar hortalizas como zanahoria, repollo, lechuga, rábano, brócoli, espinaca y ajo.