Conforme la tecnología y nuestro estilo de vida han ido cambiando, también lo ha hecho la tecnología en la cocina. Si bien antes al imaginarnos una cocina tecnológica pensábamos en películas de ciencia ficción, en la realidad factores como la multifuncionalidad, los espacios cada vez más reducidos en los hogares y la sustentabilidad han tomado relevancia en el diseño de los electrodomésticos.

A continuación, te compartimos algunos de los avances tecnológicos que ya están llegando o llegarán en un futuro próximo a tu hogar.

Sustentabilidad y la tecnología en la cocina

Probablemente sea el elemento que más impacto tenga en las cocinas del futuro, pues cada vez más electrodomésticos se enfocarán en la reducción de energía y agua. Esto se traducirá en sinks y lavaplatos que, en lugar de descartar el agua utilizada, la separarán en agua segura e insegura para regar plantas.

Veremos electrodomésticos que podrán separarán los residuos de alimentos para usarlos como composta. Además, tal vez veamos son aparatos que puedan purificar el aire y agua, especialmente en las regiones con altos niveles de contaminación. Lo que sí es seguro es que cada vez se usarán más materiales reciclados para la manufactura de los electrodomésticos de la cocina (y nuestro hogar, en general).

Multifuncionalidad y ahorro de espacio

En años recientes, las personas han comenzado a comprar o rentar casas y departamentos más pequeños. Una de las principales razones para esto es el ahorro en costo, pero también el ahorro que esto significa en el gasto de luz y de mantenimiento para propiedades pequeñas.

Por lo tanto, no es de sorprender que el diseño de electrodomésticos responda a esta tendencia con equipos cada vez más pequeños capaces de llevar a cabo múltiples funciones. Un popular ejemplo de estos electrodomésticos es el horno eléctrico con freidora de aire que, a pesar de su reducido tamaño, puede hornear, rostizar, tostar y calentar alimentos.

Por otra parte, la cocina en sí cumple varias funciones en nuestra vida diaria. No solo es un lugar donde cocinar, también es un comedor, oficina, salón de clases e incluso sala de entretenimiento. Así que en el futuro podemos esperar superficies de trabajo multipropósito interactivas (como la tecnología VUX de Grundig). Esto significa que, gracias a la electricidad de conducción magnética, una sola superficie actuará como una pantalla interactiva y nos permitirá realizar diversas actividades en un mismo sitio: desde calentar la tetera y encender la tostadora hasta dar energía a la computadora.

Electrodomésticos inteligentes

Esto significa que los aparatos serán más sensibles a nuestras necesidades como usuarios. En muchos casos, harán uso del internet y de nuestro uso 24/7 de los smartphones, permitiendo conectar y manejar los electrodomésticos a través de apps. También contaremos con aparatos inteligentes como sistemas de ollas y sártenes que regulen la temperatura de cocción y eviten que se quemen los alimentos (un ejemplo de esto es el Cue Smart Cooking System de Hestan).